Blogia
Joaquim de Catalunya

El Carnaval Català

Tradicions i Festes de Catalunya

Carnaval Catala Kudry

El Carnaval Català                   Autora: Elena Kudryashova

Foto: Joaquim Pedret

Oleo sobre tela: 130 x 97 cm.

Web de Elena Kudry

Art Kudry Gallery

Carnaval Kudry

El Carnaval Català                                              Elena Kudry

Gouache sobre Papel

Carnaval y su origen

El Carnaval es la fiesta pagana que se celebra en el intervalo de tiempo que va desde los Reyes Magos, hasta el miércoles de ceniza, día en que empieza la Cuaresma (época de austeridad y penitencia).

Antiguamente la Cuaresma se representaba como una vieja, decrépita, caduca, alta, y antipática, con siete piernas, vestida de negro, con un bacalao en una mano y un cesto de verduras en el otro.
El simbolismo es bien claro, el tiempo de cuaresma es de seriedad, tristeza, recogimiento, oración y ayuno.

Los orígenes del Carnaval se pueden remontar según algunos historiadores a los tiempos de los antiguos egipcios y sumerios, hace unos 5000 años.

Hay informaciones sobre actividades carnavaleras con la utilización de máscaras de inversión sexual, por el año 1347, pasacalles con antorchas o fuegos de artificio y luchas con elementos vegetales, como por ejemplo naranjas.

La brutal represión hacia las culturas paganas llevada a término durante la Edad Media no pudo eliminar unas fiestas locas muy arraigadas al pueblo.
Es por eso que se pretendió cristianizar la fiesta y convertirla en un acto más del calendario católico.

La palabra Carnaval o Carnestoltes se dijo que derivaba del latín: carne levare y carnes tolendas(sacar la carne) y no de Bacus, dios pagano.

En Reus (Tarragona) dicen que la palabra Carnaval proviene de las palabras latinas Carrus Navalis (carro naval), Dios Baco ya que por las épocas carnavaleras, colocan sobre un carro una embarcación de 70 toneladas y es arrastrada por diez caballos.

 

Carnaval y Carnestoltes

El Rey Carnestoltes es el personaje que representa estas fiestas y es el Rey de la Juerga, nace en Catalunya en el siglo XVII.
Nuestros labradores construían un muñeco alegre con una camisa vieja y unos pantalones rellenos de paja y con un sombrero viejo en la cabeza y una nariz larga.
Lo colgaban en al pajar y allí lo dejaban hasta el miércoles de ceniza, que tras leer el testamento lo quemaban como símbolo del fin de este periodo.

Els Carnestoltes eran unas fiestas que también fueron conocidas con el nombre de Carnestolendas o Carnestoltades y que comprendían un tiempo que la locura y el disparate imperaban con el desorden y el caos.
La carne, la gula y el sexo reclamaron sus derechos enfrente de las imposiciones estrictas del espíritu y de la moral cerrada.
Los enmascaramientos y disfraces, eran inversiones sociales en el cual el poderoso cedía su lugar al humilde.

Eran unas fiestas de bromas…

…Que a veces, si una persona no iba disfrazada lo perseguían con una escoba, le echaban barro, le tiraban aserrín y ceniza para ensuciarlo y quedar así de alguna manera disfrazado.
Es por eso que durante estos días las personas que no eran partidarias del Carnaval procuraban quedarse a casa y no salir a la calle.

Eran unas fiestas de subversiones…

….Que reinaron en aras de la libertad que era perseguida el resto del año y todo esto se hizo como un juego, como una ficción, como un ritual a largo plazo, para que obrara como una pequeña válvula de escape, por la cual se escapaban las fuerzas y contradicciones secretas del interior del hombre, que con palabras atrevidas y burlas descarnadas hacía representaciones grotescas y satíricas.

Eran unas fiestas de prohibiciones…

….Que a partir del 1616, estas fiestas, máscaras i juergas, creaban problemas.

Las guerras del 1640 hasta el 1714 no permitían celebrar el carnaval.

Felipe V temía que los bailes, disfraces y máscaras se aprovecharan para realizar venganzas personales o conspiraciones.

Con Carlos III el Carnaval volvió a rehacerse. A partir de este momento las fiestas empezaron a extenderse por todas partes.

La Real Pragmática de 1773, prohibía las máscaras, caretas y los bailes. Pero el Carnaval se celebraba igualmente.

En el siglo XIX y XX, empezó una de las épocas de más esplendor del Carnaval, pero en el año 1939 esta fiesta quedó prohibida a todo el estado español. Hubo pueblos que siguieron haciendo Carnavales, a espaldas del régimen.

 

Curiosidades

Tiempos atrás hubieron otras Carnavaladas que se hacían el día de los Santos Inocentes, cuando salía por la calle un inocente, con un vestido extraño y con un palo que había una bolsa hinchada, este perseguía los niños y las mujeres y les pedía dinero para la merienda y parodiaban los sermones del cura en la plaza, una vez acabada la misa.
Se nombraba un obispo entre los monaguillos o se hacía alcalde por un día a uno de los muchachos que daba vueltas por el pueblo con la vara de mando ordenando disparates.
Estos días las autoridades locales se retiraban y dejaban el lugar al pueblo para que pudieran decir lo que quisieran con su perversión más o menos ingenua.

En el mundo… …son famosos los Carnavales de Río de Janeiro, Tenerife, Venecia, Nueva Orleans, o el de Cádiz con sus famosas y divertidas Chirigotas.

 

Los Carnavales hoy día

Actualmente el Carnaval se ha convertido en una fiesta popular de carácter lúdico.

Los Carnavales hoy en día son unas fiestas donde todo el mundo se lo pasa bien, organiza bailes, juegos, pasacalles y todo tipo de actividades relacionadas con esta fiesta donde toda esta libertad extrema coge forma en todo un El Pueblo y El Carnestoltes, que los dos juntos, son los Reyes del Carnaval.

Son famosos, con miles de participantes y espectadores los Carnavales de Barcelona, Sitges, Solsona, Tarragona, Vilanova i la Geltrú, Platja d’Aro y Roses, entre otros.

“El Rey Carnestoltes es el rey de todos los tarambanas...”

Joaquim Pedret i Rovira

Fotograf i Escriptor

 

 

© 2008 - 2009 Art Kudry Design, All Rights Reserved

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres